Denominación de Origen Cacao de Chuao: calidad de exportación

Desde su declaración como Denominación Origen, el 22 de noviembre del año 2000, según consta en la resolución del Servicio Autónomo de la Propiedad Intelectual (SAPI); el cacao de Chuao, transita un extenso camino que lo ha llevado desde la hacienda colonial enclavada en un pequeño valle del parque nacional Henri Pittier, en el estado Aragua; hasta escenarios de Europa y América, donde llega precedido por el prestigio que envuelve al “mejor cacao del Mundo”.

La certificación de Denominación de Origen (DO) que solo puede ser otorgada por el Estado venezolano a través del SAPI, se concede a productos que por sus características excepcionales y valorando la influencia que sobre ellos arroja los aspectos culturales, históricos y biológicos; además de su ubicación dentro de un marco geográfico definido requieran protección para su conservación y desarrollo.

Con esta declaración que ampara a la DO Cacao de Chuao, el SAPI en representación del Estado, no solo protege a los productores bajo un estricto marco legal, sino que además garantiza que lo que lleve la etiqueta DO, guarde estricta relación a estas características específicas y que los consumidores en cualquier lugar del mundo, puedan confiar en este sello de garantía sobre la calidad del producto.

En Venezuela, la diversidad cultural se encuentra presente en cada región del país y el Cacao de Chuao, abarca una tradición ancestral que se remonta al siglo XVI en pleno proceso de colonización y que desemboca, según los registros, en la hacienda cacaotera Chuao (nombre indígena), fundada por el español Pedro de Liendo, el 15 de diciembre de 1649.

Entre los aspectos importantes en una DO, se encuentran los procedimientos técnicos para la elaboración, las características organolépticas del producto y un consejo regulador, conformado por productores y representantes del SAPI y otros organismos del Estado.

En la actualidad la Hacienda Chuao pertenece a la Empresa campesina integrada por 127 socios, que comparten el título de propiedad colectiva, entregado por el Instituto Nacional de Tierras INTI.

La clasificación del Theobroma cacao, con aroma y sabor de calidad mundial, ostenta también la vocación productiva de población afrodescendiente, con una ubicación privilegiada en el parque nacional Henri Pittier y arropada por la brisa marina frente al mar Caribe, que le otorga características inigualables que lo convierten el “ mejor cacao del mundo”.

La certificación de Denominación de Origen, tiene una vigencia de 15 años y el caso del cacao de Chuao, renovó en el año 2016, garantizando la procedencia de uno de los productos de exportación más prestigiosos de Venezuela para el mundo.

2019-02-27T15:26:01+00:00agosto 17, 2018|